Blog

El postparto y lo que nadie se atreve a decir

Desde el primer momento que descubres que estás embarazada, o incluso antes, en ese mismo momento en el que sentís que tener hijos es una de vuestras ilusiones, la mayoría de personas empieza a idealizar cualquier situación relacionada con la maternidad y como es normal (o nos han querido mostrar) se sueña con un maravilloso embarazo, con un parto natural de película y con un post parto lleno de buenos momentos, pero la realidad es que no para todos es igual, y aunque para algunos papás es un proceso más fácil que para otros, hay muchos que no solo descubren el amor verdadero, también el sufrimiento, cansancio extremo y miedo real.

¿Os ha pasado?

Ser padres no es tan fácil…

No sois los únicos y no pasa nada sentirse así, porque ese es un post parto tan real como cualquier otro y sino que le pregunten a nuestra queridísima María Adánez que se atrevió a hablar de este momento tras el nacimiento de su hijo el pasado mayo, y fueron palabras de las que muchos medios se hicieron eco.

Las primeras presiones llegaron cuando quería dar el pecho a su bebé pero se encontró con la inexperiencia de una madre primeriza, con la aparición de dolor de pecho por no conseguir que el bebé tomase la leche que necesitaba y sus pechos creaban para alimentarle, hecho que tuvo como consecuencia una mastitis, acompañada por las molestias de la cesárea y como no, por el sufrimiento interno de no llegar donde quería o se había imaginado que sería el post parto, con la llegada de su recién nacido.
Su principal reivindicación y que es preciso que haya compartido con sus seguidores en las redes sociales, es que está bien que te preparen para el parto, pero deberían hacer lo mismo para afrontar el post parto y cómo afrontar esas pequeñas y normales dificultades que aparecen cuando llegas con un bebé a casa, porque aparecen, a ella, a ti y a todos.

El postparto existe aunque no se hable de él…

Así, que no, no penséis lo contrario, el postparto no es fácil para la mayoría de la gente y es una de las etapas más silenciadas, y que cuando aparece, puede venir acompañado de dolor físico como el de las heridas que se han producido durante el nacimiento, o en la barriga a causa de los entuertos y la recolocación de útero e intestinos que vuelven a su sitio. Tampoco son cómodos los puntos de la vagina o de la cesárea, o el que se siente en los pechos con las subida de la leche y mientras el bebé mamá, o peor aún para esas mujeres a las que les aparece mastitis. Pero a pesar de lo físico también puede aparecer problemas a nivel psicológico y sentir que solo tienes ganas de llorar, una gran tristeza e incluso llegar a la depresión. ¿Y sabes qué? Sigue siendo algo normal y buscar ayuda te ayudará a sobrellevar.

¡Sí, papás y mamás! Todo eso y más, puede venir con el poco anunciado “postparto”, pero a pesar de los difíciles momentos que podemos pasar cuando nos convertimos en padres, hay algo que nos hace salir siempre adelante, y es el amor que se siente por ellos.

Así que mamá, papá, ser padres puede ser duro, pero tiene su recompensa, no te preocupes por sentirte en momentos superado porque es algo normal y seguro que lo vas a hacer genial. Solo quieres proteger a tu bebé.

Tu Cesta0
Aún no agregaste productos.